Medusa

Griego antiguo Μέδουσα
Padre Forcis
Madre Ceto
Tipo Gorgona

Medusa. Monstruo femenino que convertía en piedra a quien la miraba.

Iconografía de Medusa

Cabeza rodeada de serpientes, colmillos, manos de bronce. Suele representarse su decapitación.

Mitología de Medusa

La única mortal de las tres gorgonas (hijas de Forcis y Ceto). Medusa es la Gorgona por excelencia y a veces se llama Gorgona a Medusa por antonomasia.

Las Gorgonas habitaban en el extremo Occidente, cerca del renino de los muertos. Sus cabezas estaban pobladas por serpientes, tenían comillos de jabalí, manos de bronce y unas doradas alas que les permitían volar. De sus penetrantes ojos salían chispas y quien los miraba se convertía en piedra.

Las gorgonas eran unos monstruos temidos por mortales e inmortales. Tan solo Posidón se atrevió a unirse con Medusa, dejándola embarazada.

Perseo fue en busca de Medusa para matarla. Encontró su guarida y, gracias a las sandalias aladas de Hermes, se elevó en el aire y le cortó la cabeza mientras dormía. Para no mirar a los ojos de Medusa, utilizó su escudo como espejo.

Del cuello de Medusa salieron entonces los hijos de Posidón: Pegaso y Crisaor.

Atenea puso la cabeza de Medusa en su escudo para convertir en piedra a los enemigos que lo miraran.

Perseo guardó la sangre: la de la vena izquierda era un terrible veneno mortal y la de la derecha un remedio que podía hasta resucitar a los muertos (ver Asclepio).

volver arriba